jueves, 5 de abril de 2018

EL PALEOCONFINAMIENTO DEL RÍO MAGDALENA Y SUS INCIDENCIAS FUTURAS


EL PALEOCONFINAMIENTO DEL RÍO MAGDALENA Y SUS INCIDENCIAS FUTURAS

Por Ing. Víctor Hugo Marenco Boekhoudt

En un escrito pasado, publicado también en esta revista de La Sociedad de Ingenieros del Atlántico titulado “EL RÍO MAGDALENA DESDE SU GEOMORFOLOGÍA”, hicimos una descripción del tramo final de este valioso activo fluvial de la nación y de su incidencia en la formación del Ciénaga Grande de Santa Marta (CGSM). Nuevas investigaciones en ese respecto dan a conocer que antes de realizarse la formación del humedal de la Ciénaga Grande, el río Magdalena se encontraba confinado o embalsado por la expresión geotectónica de los Montes de María. La evidencia muestra que hace unos 11 mil años ocurría una llamada “Condición Extrema” donde el río se encontraba represado. Las causas de este fenómeno se deben a una actividad inusual del tectonismo de choque entre las placas Suramericana y la del Caribe, las cuales de manera sesgada y dinámica, han suscitado el levantamiento orogénico fluctuacional, del Cinturón de San Jacinto (Léase por favor, Montes de María). Evidenciar y demostrar el estado de confinación del Magdalena, denota elementos de gran valía para considerar el presente y el futuro de esta arteria fluvial y su consecuente enajenación. Como parte fundamental del ciclo vital del agua, el Magdalena es vida.
El trazamiento geológico y geomorfológico, su geografía y la demografía de los derredores del Magdalena, siempre serán objetos de evaluaciones y discusiones. Los enfoques desarrollistas en torno a las poblaciones ribereñas no encaran ni el devenir fluvio-constructivo, como tampoco el impacto geoambiental a posteriori. Del río se espera sacar lo máximo en el actuar económico y logístico, pero poca importancia se le otorga a su equilibrio biótico, su existencia y su expresión en los años venideros. Simplísticamente, el río es factor de enajenamiento circunstancial.

Fig. 1  Área  de la Paleoconfinación en cuestión.

El Paleoconfinamiento hace alusión a un evento extremo de represamiento de aguas del río Magdalena, que determinó consecuencias de índole regional con sus consabidos impactos en el Caribe. La expresión de la geografía y su geomorfología evidencia que este suceso se llevó a cabo entre los municipios de Calamar (Bolívar) y Plato (Magdalena) marcando un derrotero sedimentogénico de gran alcance en lo que hoy es nuestro país en la costa norte.


La investigación responde principalmente a la pregunta del porqué de la expresión sedimentaria de una unidad geológica conocida como “Gravas de Rotinet”, tan extendida en el norte y suroriente de los departamentos de Bolívar y Atlántico respectivamente. La misma presenta un derrotero y un marcaje de su extensión sedimentogénica que expone un comportamiento secuencial y migracional de sus desembocaduras desde el noroccidente al nororiente. Ese conjunto de gravas medianas y finas, consolidadas con arenas de grano diverso, con algunos que otros lentes arcillosos y depósitos montmorilloníticos, denotaba el avance de flujos caóticos y revueltos, sin que en ninguna instancia se respondiese por su origen. Posteriormente se pudo constatar que dichas gravas, arcillas y arenas son consecuencias directas de un geocatastrofismo reciente de escala regional y vigente aún hoy, a pesar del tiempo desde su ocurrencia.

Once mil años atrás aproximadamente, el clima era en esta zona era mucho más húmedo y lluvioso que hoy día. El efecto de desglaciación en los sistemas montañosos cercanos originó un incremento sustancial de flujos de agua, la extensión de los bosques tropicales y la subida del nivel del mar. Trabajos de geología en la Depresión Momposina han caracterizado un cambio drástico del suelo y de la vegetación entre el Holoceno y el Pleistoceno, al tiempo que se establece una frontera sedimentaria, que transita de una regionalidad seca a una netamente húmeda. Aunque la explicación se sustenta en la acreción orogénica de los Montes de María, como el activador del paleoembalsamiento del río Magdalena dentro de la hoy llamada Depresión Momposina, no es posible descartar que los movimientos telúricos o la alta pluviosidad hayan originado deslaves y movimientos gravitacionales en masa que hayan causado la contención del río. Efectos que de manera implícita, también están asociados a los fenómenos de contacto del choque de las placas geotectónicas Suramericana y del Caribe.

Fig. 2 Flujos de la expresión fluvio-sedimentaria.
Luego de solventar las fases acumulativas y de rellenos con aguas y sólidos que precedió a la formación de un mega embalse, el equilibrio se rompe con el incremento de lluvias y el deshielo.  El agua represada vence las alturas de los Montes de María y da origen a un desvase de dimensiones supra-colosales. La contención describe un lago de unos 32 mil kilómetros cuadrados, con una profundidad promedio de unos 35 metros, contenido a una cota de 47 msnm que bajó a unos 7 msnm, drenando por unos 456 días con un flujo promedio de unos 45.000 M³/Seg. Todo un mega evento…

El marcaje de los flujos sedimentarios arriba expuestos en la figura 2, denotan un transcurso de la migración de las bocas en el Mar Caribe del noroccidente al nororiente. Comenzaron en primera instancia detrás de la isla de Barú para posteriormente conformar el embalse del Guájaro, la laguna de Luruaco, la laguna de Tocagua, la ciénaga del Totumo, abrir la boca de Galerazamba donde al frente hay una acumulación impresionante de arenas y gravas, sumergidas en el Mar Caribe. Finalmente consolidó su tramo final, formando la CGSM y su trazado actual hasta Bocas de Cenizas. Este geocatastrofismo, con características fuera de los rangos actuales, determinó la generación de unidades geológicas, la consolidación de nuevos espacios, terrenos y la formación de espacios geomorfológicos determinantes como la CGSM. El barrido de bosques y hábitats por el mega flujo causó en gran medida el exterminio de grandes especímenes de mamíferos hoy extintos, como mastodontes y megaterios cuyos restos son encontrados dentro de las Gravas de Rotinet. El evento descrito va en correspondencia con la geología actual de la zona y con sus características dinámicas formacionales.

La descripción de este efecto, su transición, su evolución hidrológica, hídrica, sedimentológica, geológica y geomorfológica, entregan varias alternativas para su conocimiento actual y para estudios posteriores. La consolidación antrópica de un punto duro en la actual desembocadura del río, determinó la cancelación de su vocación sedimentaría, aunque hoy día sus flujos sólidos sigan mostrándose e incidiendo, de alguna u otra forma en Bocas de Ceniza. 

Fig. 3 Esquema del paleolago previo al desvase
La vasta dimensión de la fenomenología que aquí se describe, guarda relación con la situación climática imperante por aquellos años. No se descarta que existiese población indígena para entonces y si es interesantísimo, del porqué lo Zenúes dentro de su mitología hablan de un gran mar interior. De todas maneras, el hecho de haber estado represado por millones de años nuestro gran río y de otra parte, encontrar recientemente su enlace con el Mar Caribe, dice mucho de su pasado pero también marca su futuro a corto plazo.


Ahora que se están programando nuevas obras para el desarrollo de la navegabilidad del Caripuña (Magdalena), ahora que avizoramos nuevas metas para el desarrollo sustentable y sostenible del país, no podemos olvidarnos de la importancia que posee el devenir geológico y geomorfológico de nuestro gran activo fluvial, más que todo en su tramo final. Hay razones de sobra para pensar sobre las causas de su tremenda carga sedimentaria y es evidente: El río en Barranquilla es uno muy diferente a aquel que trascurre por Barrancabermeja. Por tanto cualquier labor que amerite su futura asimilación, su reordenamiento y su planificación, deberá estar sujeta a su historicidad y su devenir geológico. Hasta el momento tenemos evidencia concluyente de su paleoembalsamiento más sin embargo no conocemos los detalles intrínsecos de su expresión lítica, de las geoestructuras detalladas de sus adyacencias y geoterrenos, como tampoco sabemos de sus etapas transitivas y condicionamientos geomorfológicos; es decir, no conocemos al detalle su especificidad geológica que es menester definir y ajustar hasta sus últimos detalles, en vista de que su posterior estudio puede arrojar como consecuencia, resultados relacionados con nuevos yacimientos de energéticos, polimetales, materiales de construcción y muchos otros más… En cuanto a su navegabilidad, y en vista del altísimo grado de variación que podrá tener el río debido a su bioclimaticidad (Cambio Climático), se hace imperante que las obras a proponer para mejorar el tránsito fluvial, vayan en consonancia con su condición geológica y geomorfológica. O sino, caeríamos en el error de presentar propuestas que no vayan en concordancia con su derrotero inherente. En todo caso esas inversiones no representarían el propósito de un río: Hacerlo navegable hasta cuando sus características inherentes lo permitan. En caso contrario realizaríamos obras “faraónicas” sin sentido, sin propósitos y sin comedimiento alguno.

jueves, 15 de marzo de 2018

LOS RACISMOS Y LOS RACIMOS...

No pasa un segundo en Bogotá al criticar a Luis Gilberto Murillo Urrutia, sea por lo que sea, cuando de una en la capital, sale algún avezado a resaltarle su condición racial, su extracción social y sus olores: Sé de sobra que en la "Twitteresfera" abunda de todo y para todos. Es normalísimo... Se respeta la libertad de opinar pero por favor, a mí no extrañan los insultos... A mí lo que me asombra es que los críticos decentes guarden silencio cuando alguien critica en los términos de arriba a una figura nacional y no dicen nada. ¿O me equivoco señor Rojas? ¿O es que le pare-ce bien a todos los demás que se insulte en medio del dilema por la reserva Van Der Hammen tal y cual como lo hace en el trino arriba anexo? ¿Qué les pasa a todos? Ese hado expresivo de "Minería abierta" y todo lo demás se deslinda irreductible-mente de las apreciaciones de Robledo cuando eufemísticamente lo parodió, con su apreciación de tufillo pedófilo... Bien, y entonces recogemos los frutos: los insul-tos, racismo abierto, segregación de cla-ses y finalmente el silencio muy oportuno e intelectual de quienes amablemente pi-den que la reserva se proteja. Ah claro y vaya Usted de qué manera la pregonan... No aclaro mi posición no... Refuto el racismo y la ausencia total de madurez en la crítica cuando se peca por hechos o por defecto. Puede hacerse crítica pero cuan-do se "negrea" ya todos nos jodimos...

domingo, 18 de febrero de 2018

ANÁLISIS ENTRE LÍNEAS...

Por Víctor Marenco Boekhoudt

"Ojo por ojo y nos quedaremos ciegos..." Mahatma Gandhi.

Las fuerzas enconadas de la reacción en Colombia, que han gobernado y mandan en este país desde hace más de 199 años, no querían un proceso de paz como el firmado con las FARC. ¿Saben por qué? Pues simplemente por lo que está pasando en nuestros derredores. "No te entiendo Víctor" diría un advenedizo. Claro amigo, lo que sucede y pasa es que esto que pasa y sucede no había acaecido antes. "¿Cómo así?" Diatriba el interlocutor... Hombre muy simple. Se han abierto nuevos espacios, la gente hace cuentas, los diarios y noticieros no son las únicas referencias, la plausible instantaneidad de los mensajes de nosotros mismos, impacta con fuerza. El diálogo vive como la verdolaga en playa.

Un proceso de paz de esta índole, antes de propiciar la paz, ha abierto otras puertas. El desborde de los salones de diálogos es inmenso. El globo ese que contenía el dolor infundido, el miedo impoluto y las pieles erizadas de desinfortunio se espichó. Lo mejor: no hay reversa. Ahora es cuando... Para atrás, ni para coger impulso... Y tantos otros dichos que sustentan una nueva actitud. ¿Saben lo que eso significa? Pues una nueva forma de fundamentar la política. Los dictados se irán diluyendo poco a poco, aquellos jefes electoreros se irán desvaneciendo de viejos y otros de jóvenes brutos, la compra de votos se irá encareciendo más y todo esas actitudes pueriles anti-electorales, se tornarán intrascendentes.
Ese era y sigue siendo el gran temor de otrora y de ahora... ¿Me explico? ¿No? Es que antes no se hablaba de un tema con tal amplitud como ahora. Y a eso le temía la reacción... Sí a eso, a la certeza de la información, a la veracidad de la
misma y  a su inherente intercambiabilidad más que inmediata.

Se acabó el miedo a los medios de antes. Cualquier falacia o jugarreta es desmentida al instante. A eso me refiero... Ese es y era el temor al proceso. Antes veíamos un guerrillero tirando bala, hoy los vemos huyéndole a una "güevonada". Tenían un circo de presos tras alambres, hoy se esconden detrás de guardias para apaciguarse de las bolsas de agua. ¿Me pillas la jugada? Les decían desmovilízate y ahora que lo han hecho, como lo dijo Jorge, le tienen pavor no al guerrillero sino a la libertad de expresión en que estamos: ¡Al cuero!... ¿Acaso es malo?  ¡Claro que no! He ahí el meollo señores... Ahí está... Dado a que el embeleco desinformativo no tiene el abarque de antes y se desvirtúa con facilidad, se les cayó la farsa. Que el mismo aúlico reconozca el miedo a que el otro puntee en las encuestas testimonia su descuido comunicacional y sustenta el temor a la paz.

Por eso no querían que el proceso se fraguara pero ya es tarde. Olvídense de aplica el terror. Significaría un error de marca mayor y certificaría, además del absurdo derrame de sangre, la incapacidad de la reacción para  seguir manejando el país en términos neodemocráticos.

La paz denota mayor movilidad opinacional y el destaque de las posturas que generen bondad, bien y la recostura del tejido social. De ahí el rechazo al ELN... de ahí el rechazo a la matanza de los líderes sociales y a la regeneración de miedos y fobias. Los doctos de antes están rezagados; no les creen... Ahora reviven a los muertos y los hacen hablar... Ahora edulcoran los chismes y los ponen a  zapatear... Y la gente no les come cuento... Se quiere paz y no pasividad. Se desea un nuevo rumbo, un sabor dulzón de mieles de panela, una buena salud, una bella educación, una fresca mañana  y un sano resplandor.

martes, 26 de septiembre de 2017

ESTADO ACTUAL DEL NUEVO PUENTE PUMAREJO

Muchos barranquilleros no saben las características del nuevo puente que va a remplazar al cachacal, reciente y chulavítico "Laureano Gómez". Ese nombre...

Su construcción presenta un atraso presupuestal de un 11% (quiere decir que para terminarlo hay que adicionar unos 70 mil millones de pesos (24 millones de dólares), y el constructivo, de 4 a 6 meses. Es decir, lo entregan en Enero del 2019. El Presidente Santos o tendrá que agilizar la obra o hacer una inaguración parcial. Para poder adelantar la obra, se hace determinante agilizar los procesos constructivos. Es posible pero cuesta y lo cobrarán sin duda alguna. Y tal como es la empresa SACYR y su historia en el canal de Panamá, pues pesa ese trasiego tan inquietante. La obra hay que terminarla...

La visita sirvió para corroborar varias creencias sobre la obra y sus análisis constructivos. Es interesante que el puente dará un mayor volumen de tráfico y en términos constructivos está bien hecho pero va en contravía con las vías de acceso y sectores aledaños. El puente presenta nuevos retos para su entorno que es muy precario y además inasistido por el alcalde Char.

Recibiremos el puente junto al viejo y cuando lo inaguren, pasaremos por el nuevo y veremos el futuro obtuso y obsoleto allá abajo perdido y olvidado. Es más, no se sabe si ese viejo lo van a demoler o lo van a conservar como mirador o qué se yo. Lo que es cierto es que SACYR entrega el puente y se va de Colombia. ¡Punto! El alto por arriba y el pequeño por debajo. Y nosotros a esperar cómo tumban al enano. ¿Cómo lo harán? Tampoco saben, apenas está por definirse... claro cuando terminen el nuevo. Es decir, finalicemos ahora y después veremos si hacemos.

Ese proceder no es nada recomendable en términos de ingeniería. Para qué postergar si ahora podemos? El puente se hizo para solucionar una problemática naútica. Empero hay una serie de problemas que quedan inscritos y son:

1. El dragado no puede con la roca caliza y por tanto, el paso de buques grandes está en ascuas por profundidad.

2. Sobre costos por mas de 75 mil millones de pesos. ¿Quién paga esa plata?

3. ¿Quién demolerá el puente viejo, qué se hará con los escombros y demás?

4. ¿Cómo van a conciliar un puente de seis carriles con vías de dos carriles?

5. ¿Quién va a responder por el atraso de tiempo de 6 meses?

¿Quién lo paga? Por tanto el nuevo puente no va a ser una realidad completa cuando lo inaguren ya que lo entregarán a pedacitos. Como tampoco los medios de Barranquilla y Colombia darán a conocer la verdad urgente. Por eso damos a conocer información válida. ¿Están de moda las obras a módicos plazos?

P. D. Entregamos este enlace del trino que se hizo viral a raíz del tema aquí tratado. Agradezco su difusión https://twitter.com/VictorMarenco/status/911941912625639424

jueves, 5 de enero de 2017

EVALUACIÓN DE LAS OBRAS DE PROTECCIÓN DE TALUDES DEL CANAL DEL DIQUE



I. INTRODUCCIÓN


El fondo de Adaptación, en conjunción con la Gobernación del Atlántico y el Ministerio de Hacienda, tienen a su cargo las labores de reparación, adecuación y estabilización de los taludes (o barrancas en lenguaje coloquial) del Canal del Dique. El día 30 de noviembre del 2010, a las tres y cuarto de la tarde, se presentó una rotura gravísima de los taludes, estructuras, capa de rodadura y el emplazamiento del terraplén que compone la vía-dique que va desde la carretera oriental, hasta el municipio de Santa Lucía (Atlántico). Como es sabido, esto trajo unas consecuencias nefastas para la vida y el desarrollo rural de varios municipios del sur del departamento en mención. El boquete duró abierto por más de un mes y medio y las aguas alcanzaron a inundar a Santa Lucía, Campo de La Cruz, Candelaria y parcialmente a Manatí e inmediaciones de Sabanalarga y corregimientos aledaños. La situación macro-económica de la región del sur, se agravó sobremaneramente...

El propósito es entregar una evaluación ecuánime y enmarcada en el punto de vista socio-ingenieril, de forma tal que se identifiquen las falencias presentes, se entreguen algunas pautas de solución y finalmente, radicar una información que no se encuentra en los medios periodísticos del país. Resalto que a pesar de las inversiones realizadas, con mucha tristeza me percaté que hay muchas personas en la calle, sin sus necesidades básicas resueltas después de seis años de lo ocurrido.


II. CONDICIÓN DE LA VÍA

La vía parte desde el desvío, a partir del puente del Canal del Dique desde el municipio de Suán en dirección a Santa Lucía. Esta vía fue reparada por la concesión vial del Atlántico entre el 2008 y el 2010 y su condición actual, con base en el recorrido que se hizo, dista de ser la mejor. A saber:


Foto 1. Baches, hondonadas, fracturas de estructuras de manejos de escorrentías de la vía a unos 3 km desde el desvío del puente. Es necesario indicar, que un incremento de aguas puede ocasionar un fuerte debilitamiento de la vía y por ende, degenerar en un nuevo rompimiento como el anterior. 
























Conocemos de sobra, por experiencias anteriores, que tales estados malogrados arriba descritos, son peligrosos y rotundamente contradictorios con el propósito de la obra: Proteger de la avenidas de agua del Canal del Dique y posibilitar un tránsito vial adecuado. Esta megaestructura requiere un plan de reevaluación y acondicionamientos de objetivos y propósitos. Si el agua no escurre, daña toda la capa de rodadura y las capas de sostenimiento.

La margen del talud o barranca que linda con el canal, está llena de árboles mayores como puede observarse en la foto 1 a la derecha. Esto es un problema mayor y es quizá el más grave y craso error que se puede cometer en términos de defensa. La composición arbórea cuando crece a la vera del camino, cuando alcanza grados de maduración y edades que sobrepasan los 10 años, penetra con sus raíces la estructura lateral del talud, lo penetra y por lo tanto, se corre el gran riesgo de caídas de árboles en temporadas lluviosas y generación de fallamientos incipientes del talud. Ningún talud de este estilo se protege con árboles a causa de la razón anteriormente explicada. Se prefieren las gramíneas de alta expansión y bajo crecimiento o la postura de protecciones planas, como los enrocados calizos, muy abundante en la cercanía, amorterados con mezcla de cemento y arena.

Foto 2. Otra vez la vía sin drenaje. Este diferencial topográfico ahora es más acentuado en la zona del boquete que antes de la inundación. ¿Qué significa? Simplemente que entre más el gradiente, más posibilidades que se repita el mismo fenómeno en una crecida. 
























El desgaste de la capa asfáltica quizá se deba al uso frecuente e incidente, por parte de camiones de doble troque de 45 ton en una vía que no estaba diseñada para tal fin. Obvio, producto de la emergencia y la solución expedita de una catástrofe de tal tipo. Aquí es notorio, pero eso no es óbice para entrar de lleno a solucionar la estabilidad de la condición del asfalto. El mismo, el asfalto juega un papel preponderante en la condición de estabilidad de la vía-dique cuando el agua sobrepasa la estructura, como ha ocurrido.

Foto 3. Una carpeta asfáltica en buena condición, permite la conservación de la estructura vial en las mejores condiciones. Esta instantánea brinda un efecto de ese tipo y como se muestra, las aguas del Dique si han sobrepasado la estructura vial. La inundación de este tipo, es un hecho de horas... Nunca es permanente y se puede soportar. 
En la condición actual, una capa de rodadura en mal estado no soportaría el sobrepaso de la corriente y por ende, degeneraría en una erosión superficial externa, que implicaría el rompimiento de las capas estructurales. Se insiste, en una vía-dique como la que aquí se analiza, la carpeta asfáltica juega un papel crucial. Quizá el régimen de lluvias imperante en la zona, hace de que nos olvidemos de estas problemáticas.

Foto 4. Canal del Dique a la derecha. Unos 36 metros de retiro y el árbol mayor, montado sobre el talud. Esta condición es contradictoria con la estabilidad de la estructura de la vía-dique. El 30 de noviembre del 2010 el agua estaba a 1 metro con  30 centímetros por debajo de la carpeta. El terreno se ablanda y los árboles caen. Se causa una falla de talud...

























El nivel del canal va a llegar sin duda alguna a cotas mayores que las del 2010. El riesgo es inminente y la condición de vulnerabilidad es aún mayor. La prevención va de la mano de la organización y la programación de las obras. Los árboles de acuerdo a su tamaño originan fallas de diversa índole. Estos taludes urgen de un sistema de defensa que garantice su estabilidad absoluta en caso de las subidas de los niveles de agua a alturas fuera de orden. Las cercas jamás pueden colocarse tal y cual como se muestran en la fotografía. Ellas son las que siembran los árboles y de paso también se presentan como factores de desequilibrio. La postería de sostén de la transmisión de energía, jamás debe estar localizada en el área de contacto con el agua del Canal del Dique.

La vía precisa ampliarse y elevarse a la luz de los últimos acontecimientos. Los diferenciales topográficos preocupan demasiado, mas sabiendo que el sur del Atlántico, antes del canal del Dique, estaba ocupado por ciénagas colectoras y de amortiguación que recibían las inundaciones, y las contenían mientras pasaba la temporada invernal. El Canal del Dique es un factor antrópico que debe adecuar sus incidencias a los regímenes hídricos e hidrológicos.


III. CONDICIÓN DE LOS TALUDES DEL CANAL DEL DIQUE

Ninguna obra que exprese un represamiento de aguas en movimiento y cuyo tránsito esté más elevado que el sitio que defiende, puede estar sin protección de talud, especialmente en el sitio por donde corre el fluido. Esta máxima aprendida, es casi que una orden de gendarmería. En nuestro caso lo está y el fallamiento de sus taludes es progresivo en el tiempo y en el espacio, como se muestra en las siguientes instantáneas. ¿Por qué?  Sin acatar con base en procedimientos ingenieriles condiciones de este estilo, estamos postergando de nuevo esta tragedia para los próximos años. Aún a sabiendas que las tragedias no avisan ni pasan cartas de invitación, sería conveniente partir de este principio para esbozar un plan de trabajo integral.

Es lógico que saldrá más caro e inconveniente, mover las poblaciones, reorganizar la logística rural, cancelar los sembradíos y olvidarnos de las carreteras... o de los diques... Es un imposible volver a los tiempos cuando esos espacios eran amortiguadores y receptáculos de subidas de aguas...

Foto 5. Los 35 metros de retiro de la vía-dique, también deben protegerse. Aunque este retiro no es constante, si puede presentar altos niveles de socavación como lo ocurrido en el 2010. Aquí hay un mecanismo de falla incipiente que requiere la atención del caso y urgente. 
























En la vía se enfatiza en proteger el talud de la vía-dique pero nos olvidamos que es imperioso proteger esta área en las inmediaciones del boquete. Lo existente hasta el momento sigue siendo temporal después de seis años de ocurrida la tragedia. No se recomiendan los cultivos de pan coger en esta área tal como se realiza en este momento. Yo esperaría conocer un plan detallado en este respecto.

La colocación de los postes que sostienen la red de energía eléctrica es un error craso. ellos deben estar colocados en la otra orilla. Las causa de esta sugerencia estriba en las mismas razones por la cual analizamos la condición de la vegetación arbórea.


Foto 6. Así luce el talud del área del boquete. Sin protección alguna e incluso, con árboles. Las gentes de Santa Lucía conocen al dedillo dónde es que se está acentuando el debilitamiento de estos neo-taludes.
El sector del boquete, que fué cerrado con base en actividades urgentes no presenta una condición final de la solución. No está estabilizado considerando procedimientos ingenieriles. Todavía presenta visos del cierre, pero no hay una nueva vía paralela la cual es imprescindible, no están los drenajes solucionados, no hay protecciones de taludes en esta área crítica y tampoco existe una solución de la capa de rodadura. El desvío actual es antitécnico.

El rezago y síntomas de olvido son evidentes. Tanto los entes a cargo, como los que viven en las cercanías, deben preocuparse por un mejoramiento sustancial del sitio que presenta la mayor vulnerabilidad en caso de repetirse las condiciones que originaron la tragedia del 2010.

Foto 7. Talud del Canal del Dique en inmediaciones del municipio de Santa Lucía. Hecho con enrocado calizo integrado con mortero arena cemento. Estable, fuerte y económico en su ejecución. 























Me causa extrañeza que la solución con el enrocado no prosiguiera a todo lo largo del talud que protege a Santa Lucía. creo que debe retomarse esta alternativa e implementarla. Fuera que es muy sencilla al ejecutarla, unas cinco veces más barata que las nuevas opciones, implementa mucha mano de obra de la localía, lo cual, objetivamente redunda en beneficios sociales.

Foto 8. Postura de las colchacretos en el talud que protege Santa Lucía. Se observaron rotura en el plástico contenedor, ablandamiento del concreto y blandura del mismo. Me percaté que debajo de la lámina de agua el concreto no está en buena condición. 
























La colocación de las colchas rellenas con concreto hidraúlico a 3000 PSI de resistencia es una alternativa nueva pero nunca innovadora. Es carísima, no utiliza los materiales de la zona y tampoco considera la fuerza de trabajo laboral de personas que viven en la periferia. Los rendimientos no es que sean tan sustanciales ni dramáticos como se usa con base en la postura del material enrocado.

























Algunas consideraciones de la patología de las colchacretos deben estudiarse ya que es inadmisibles que se presentes huecos, oquedades y hundimientos en el concreto, que se supone debe estar estable en toda su extensión. Caminar encima de esa estructura no es nada recomendable.


IV. CONCLUSIONES

Se enumeran las siguientes:

  1. Reevaluar el plan Integral de Obras. Darle curso prioritario a aquellas más sensibles dentro de un orden de ejecución que debe establecerse. 
  2. Revisar todo el concepto de la estabilización de los taludes. En detalle según las observaciones que se hacen aquí como la de otros expertos.
  3. Determinar con detalle cuál es la solución óptima para particularizar la estabilidad de los taludes tanto en el área del boquete como en los otros de elementos a diagnosticar. 
  4. Remodelar y rediseñar la estructura de la vía-dique. Es muy pequeña en la actualidad y se debe proyectar su expansión y extensión. 
  5. Aislar estas obras de cualquier práctica de corrupción, unidireccionamiento de contratos y asignación a dedo de los mismos. 
En espera de sus comentarios, atentamente,



Ing. MSc. Víctor Hugo Marenco Boekhoudt



lunes, 26 de diciembre de 2016

MIS PROYECCIONES PARA EL 2017 EN BARRANQUILLA

MIS PROYECCIONES PARA EL 2017 EN BARRANQUILLA

La futurología no existe y menos las clarividencias… como tampoco los que magnifican a Nostradamus. ¿Pero qué le espera a esta ciudad?

1. Tendremos la misma prensa proclive y cabecigacha, con @Elheraldoco de estandarte, seguida por @LaLiberCHAR… Ellos se encargarán de digestar las noticias y ofrecértelas de tal forma que sigas creyendo que esta ciudad crece y florece, sin miramientos inatajables. Lo importante no es dañarle la gesta y la fiesta al mandatario de turno. No publicarán nada trascendente del escándalo de Odebretch y menos, insinuar que en las próximas elecciones no hay compra de votos. Serán los mismos panfletos desinformativos que saldrán a desfilar luego con noticiábulos tardíos…

2. Seguirán los mismos opinadores aletargados y somnolientes… Ellos, con un denuedo inusitado derramarán tintas negras llenas de sangre pútrida, para sostener el Status Quo y hacer caso omiso, de la debacle social en la que se bate esta ciudad de Dios. El Reno, con su galope incipiente desdeñará sobre arquitectura y espacio urbano, obviando por supuesto sobre los lagos terrígenos del “Bizne”… Horacio El Patricio, hará trémula alharaca y luego se silenciará en subrepticio para “limosnear” cojones etéreos… En fin, Humberto de forma desaliñada, habrá de asirse de su cabeza para buscar temas y no raspar a los “Intocables”. Nadie criticará a Vargas Lleras… Nadie…

3. Todo será cemento y concreto… No habrá cera… Será cemento, concreto y  varilla (“varilla” para quien los contradiga). Ese será el progreso… Ni asistencia a las infancias, ni compasión, ni ayuda a los ancianos y menos educación. Menos  seguridad  u otros menesteres. Claro, eso no genera dádivas como tampoco emolumentos en los cuales se puedan “apalancar”.

4. Mientras Germán Vargas apaleará a Raimundo y todo el mundo, aquí será recibido con alfombras rojas… sí, en plural… En la Alcaldía y en la Gobernación… será un connotado visitante, característico por la asiduidad de su frecuencia y dueño de su porte altivo e hijueputoso. Ocupará tarima de Carnaval y las cumbiambas destellarán a su nombre. Fumará, se emborrachará… Fumará varilla y se emborrachará con whisky guajiro.

5. Los indicadores sociales pasarán tercerizados… Ni siquiera en segunda instancia. Los ancianos tendrán sus pieles más cuarteadas e insoladas. Ni en bendición de Dios, ni en La Chinita, ni en la Luz habrán partidas presupuestales para el mejoramiento de las “perfumadas” aguas de alcantarilla. Lo social es subyúdice al cemento, al concreto y a la varilla…

6. Se buscará un distintivo de Región Caribe, unas ganas de mirar al más allá pero que va! Nuestros insignes palabreros de saco y corbata, no podrán ni aspirarán a mirar más allá de lo que le permite un viaje en avión a la “sábana” bogotana. No hay duda que la mermelada manda. Cada departamento buscará formar su toldo aparte. La sincronización de propósitos no existe ni existirá. Seguir adorando las montañas y darle la espalda al amable y rutilante Mar caribe será el pregón, que al unísono será cantado por “Ellos” y nada más que “Ellos”, bajo la batuta trémula de un paramuno deshilachado.

7. A los caños le seguiremos dando las espaldas, muy a pesar de haber sido nuestras aperturas históricas. Ellos serán testigo de una inversión social que reversará en gastos controvertibles, en cuantías ficticias y en signos evidentes de la dejadez por los cuerpos de agua. Primará la tesis, que los caños, como en años aciagos, serán los depositarios de toda la maldad, el dolor y los partos diarreicos y escatológicos.

8. El río será importante mientras lo draguen y sea vía de acceso hasta los puertos. El Magdalena tendrá cambios oprobiosos en sus orillas. Unos llorarán y otros saltarán de alegría. Con el pasar de los años, nos daremos cuenta de todo el error mundano y obsecuente de localizar esas logísticas en contravía del devenir y la extensión del “Karakalí”, como lo llamaban nuestros ancestros primigenios.
 
9. Yo continuaré andando en cicla. Muchos de Ustedes, quienes me conocen y me han visto, sentirán envidia cuando raudo los sobrepase camino a mi trabajo. Los trancones serán inatajables, inmarcesibles… Se estremecerá la ciudad por el aumento de la sensación de calor, se tornará más inapreciable… Claro, el alcalde impondrá el Pico y Placa a todos los vehículos particulares. Claro… Por supuesto… Impajaritable…

10. Dos o más fracturas de piel aparecerán con más frecuencia en el entrecejo de las Barranquilleras y de los Barranquilleros. Ya no será tan plácido como años atrás. Más Valorización, más Predial, otro impuesto inventado y con el correr de los días, experimentaremos la dureza de vivir con un alcalde que vocinglerará promesas a los cuatro vientos, para nosotros… Pero no… Serán para Él y su súper familia. Eso es justicia social estimados… Eso es lo que es…

Hagamos una reflexión a la vera del camino… Quizá el reverbero de ser nosotros mismos esté a la vuelta de la esquina pero no trabajando sin recibir nada a cambio… Barranquilla no será nunca la misma mientras estemos supeditados a estas clases de propuestas, mientras los periódicos no le den voces a los del sur. Es imposible seguir escondiendo la calamidad social en la que se debate esta ciudad a punta de recitaciones y perjurios. Es increíble que se trate con tanto desdén, las repercusiones que tienen los niveles de inseguridad en esta ciudad con tanta gente inerme.

Es bueno el cilantro pero no tanto… La Charuez mas bien ha traído más problemas que soluciones y una ciudad no se puede planificar pensando en el desarrollo de las droguerías y de las supertiendas.


Víctor Hugo Marenco Boekhoudt

@VictorMarenco

martes, 4 de octubre de 2016

LA PRIMERA ESPÍA COLOMBIANA QUE LE SIRVIÓ EN BANDEJA A LA CIA UN KGB SOVIÉTICO

Nuestra heroína, si es que así se pudiese llamar, responde al nombre de Pilar Suárez Barcala y por el año de 1976, trabajaba como funcionaria del Instituto Colombiano de Cultura. Una activa joven intelectual, deveniente de una familia prestigiosa e inmersa dentro del submundo pretencioso y mordaz de la rancia aristocracia bogotana; poseía buenos contactos a todo nivel como también, excelente relación con los activos gendarmes gringos de la embajada estadounidense, dignos exponentes de la CIA. La dicharachera Pilar se prestó para un juego de espías para la época y hay que reconocer que lo hizo a las mil maravillas.

Para reclutar un agente existen tres métodos: Por convicción ideológica, por dinero o por chantaje. Ella enamoró al representante cultural de la Embajada Soviética de entonces, Alexander Ogorodnik de manera sutil, con todos los atributos de su belleza, como se muestran en las fotografías. Le mostró la ciudad capital, sus museos, sus parques y lo conectó pausadamente con la crema y nata de la flema insuflada de la época. Ella, instruida por sus íntimos amigos de la CIA, con quienes sostenía una relación de amplios ámbitos, se prestó para ser fotografiada en escenas íntimas con Alexander. Luego al tipo le mostraron las instantáneas y le manifestaron que era necesario "colaborar" con la causa gringa. El soviético chantajeado, se vió forzado a aceptar. 

Pilar Suárez Barcala, en sus tiempos de bella intelectual del Instituto Colombianos de Cultura. Esta es la foto que los gringos le tomaron y que fue entregada por el topo ruso en la CIA Aldrich Aimes al KGB.

Lo más interesante y curioso a la vez es que Ogorodnik prosiguió su relación con la bogotana de alta estirpe. La CIA no se equivocó en este prospecto y tenían su confianza fundada en un cuadro de este estilo, quien sin lugar a dudas ascendería por las escaleras de jerarquía, del Ministerio de Relaciones Exteriores a cargo de Gromiko, posibilitando así la consecución de mejor información. Después del tórrido romance con Pilar, Alexander Ogorodnik fue llamado de regreso a su país. Uno de los contactos de la CIA que gestionó los nexos con el soviético en Bogotá se llamaba Aldrich Aimes, quien como sabrán Ustedes, en 1994 fue capturado como uno de los grandes topos que tuvo el KGB en Estados Unidos. Aldrich también quiso con denuedo a Pilar, la buscaba, la perseguía y ella lo rechazó constantemente por cuestiones de higiene y presentación. El gringo distaba de ser un buen partido. De ahí el gusto de Aldrich por las Colombianas... Acuérdense que su ex-esposa Rosario, bogotana como Pilar y actual profesora en la Javeriana, también la culparon por espionaje y colaboración con su marido.

Los dos, Alexander Ogorodnik y Pilar en un paseo por el parque Nacional en Bogotá. archivo del KGB.



Ogorodnik siguió su intensa colaboración con la CIA. Obviamente, la remuneración no era mala... En los diálogos de paz de Ginebra en el año 1977, este espía le replicaba a los norteamericanos toda la información secreta que Breshnev y Gromiko se entrecruzaban para el acuerdo de negociación de los cohetes de mediano alcance en Europa. Carter contaba con todo el material infidente de parte de los Soviéticos y desde antes sabían de qué maneras les harían las contrapropuestas. Lo que el moscovita no contaba era que cuando empezó a trabajar para el KGB el afamado Aldrich Aimes, a quien primero denunció como  agente infiltrado para la CIA en la Unión Soviética fue precisamente a él. Por lo tanto el KGB lo filmó, lo siguió en sus andanzas y ante las incuestionables evidencias, lo acecharon en su apartamento a orillas del río Moscú, cerca al malecón. La captura se realizó de manera normal y descubrieron los documentos secretos, cámaras fotográficas diminutas en forma de encendedores, dinero en dólares, rublos y una dispositivo para enviar mensajes cifrados a la embajada localizada en las cercanías. Ogorodnik solicitó redactar y firmar una declaración con el fin de reconocer sus faltas... lo que no sabía la escuadra del grupo Alfa del KGB, encargada del arresto, es que cuando destapó su plumero, sacó una ámpula de cianuro y se la llevó a la boca. Ogorodnik falleció 3 días después sin revelar detalles de sus acciones.

La bella Pilar en sus días de gloria y fiesta. Quizá Aimes la implicó en el caso por puro despecho. Archivo del KGB.



Pilar tal vez no sepa de la suerte de su amado. Es posible que el olvido haya hecho estragos en su memoria. Ella vive en España ahora y de manera itinerante viaja a los EEUU donde reside su hija Alejandra producto del amor con Alexander. Probablemente pensionada y con un grado de psicóloga, especializada en educación infantil y con muchas publicaciones en ese tema, ella prosigue su agitada actividad intelectual. El espionaje y su prepaguismo quizá sirvieron de algún modo porque entrenada si quedó... especialmente en el trajín de urdir contactos y relaciones para confabular... Pero sin duda alguna, nadie le quita el "Título" de ser la primera y quizá la única prepago espía en la historia del país, hasta cuando se tenga certeza de otra... Vueltas que da la vida...

@VictorMarenco
Nota: Las fotos corresponden al archivo abierto del KGB de Ogorodnik la semana pasada.